Un paseo por Melilla la Vieja con un objetivo antiguo de 50 mm fijo y de enfoque manual.